Publicado: 5 de Julio de 2016

El Estabilizador, sólo para Estabilizar

Solemos cometer el error de tener siempre conectado el estabilizador de imagen cuando, en realidad, sólo en situaciones de disparos a baja velocidad es necesario. Un truco para saber cuándo es necesario usar el estabilizador de imagen es cuando disparas a una velocidad igual o inferior a la distancia focal. Es decir si utilizas una focal de 50 mm, en cuanto bajes de 1/50 deberías empezar a utilizar el estabilizador.

Cuando conectamos el estabilizador de imagen, lo que hacemos es conectar unos pequeños motores que activan un complejo sistema de lentes que compensan los movimientos involuntarios de la mano y así evitar que las imágenes salgan trepidadas. Si disparamos a velocidades rápidas o sobre un trípode, las vibraciones que producen esos motores pueden ser contraproducentes y producirse una pequeña pérdida de calidad” por lo que te recomiendo que en estas situaciones apagues el estabilizador.